Desaparecen los aplazamientos de impuestos

Desaparecen los aplazamientos de IVA para las PYMES y autónomos en 2017. No es una broma y tampoco estamos muy contentos, como la mayoría de los que estáis leyendo este artículo. Esta nueva medida, aprobada por el Consejo de Ministros el pasado 2 de diciembre del 2016, afectarán a todas aquellas empresas y autónomos acostumbrados a solicitar el aplazamiento o fraccionamiento del pago del IVA. 

Desde nuestra asesoría en Valencia y con participación APAFCV (Asociación Profesional de Asesores Fiscales de la Comunidad Valenciana) nos hemos quedado “de piedra” al escuchar esta noticia, que va afectarnos muy de cerca. Que desaparezca la posibilidad de solicitar aplazamientos de IVA o fraccionamiento del mismo, es algo que permite a muchos empresarios, poder continuar con su actividad estando al día ante la Administración de Hacienda, como de sus proveedores y acreedores.

Una vez conocida esta noticia y publicada en el BOE el 3 de diciembre de 2016, los asesores fiscales, han ido alarmando a todos sus clientes. El Real Decreto modifica el apartado, debido al “revuelo” causado, donde especifica lo siguiente:

“Nuevos supuestos en los que no se podrán aplazar o fraccionar las deudas tributarias, serán aquellas derivadas de tributos repercutidos, salvo que se justifique debidamente que las cuotas repercutidas no hayan sido efectivamente pagadas, dado que el pago de tales tributos por el obligado a soportarlos implica la entrada de liquidez en el sujeto que repercute”

¿Qué pretenden con ello? Primero, como podrás observado, no se menciona en ningún momento la palabra IVA, porque la medida afecta también al pago de los impuestos especiales, según se puede confirmar en la Agencia Tributaria, la misma que justifica que la decisión viene por lo siguiente:

“El motivo es evitar los aplazamientos de pagos, en supuestos en que el obligado ha cobrado la cantidad correspondiente al impuesto repercutido (ya sea IVA o Impuestos Especiales), puesto que, en caso contrario, el aplazamiento supondría un mero instrumento diferenciado del pago de las obligaciones tributarias de obtención de financiación.”

Insistimos como asesoría fiscal, que los aplazamientos o fraccionamientos del pago del IVA era un “modo”, por así decirlo, que daba a muchas empresas la oportunidad de “respirar”económicamente, como ya indicamos con anterioridad. Puesto que los intereses del aplazamiento era de un 3.75%, en 2016, siempre y cuando fuera la solicitud inferior a 30.000 €, algo que se cambió este año, ya que años anteriores era 18.000€.

¿Pero realmente están ayudando al empresario? Es una pregunta que no sólo nos hacemos nosotros, sino el resto de asesores fiscales, pymes y autónomos. Después de la pésima noticia, la Agencia Tributaria presumió de ayudar a las pequeñas y medianas empresas, al igual que los profesionales que actúan por cuenta propia, llegando a conceder aplazamientos por importe superior a 30.800 millones de euros, en estos últimos 4 años. ¿Y ahora, qué vamos hacer?

Al parecer, la Agencia Tributaria, no cuenta con datos e información por separada sobre los aplazamientos de impuestos. En 2013 con más de 2 millones de euros, cifra que durante estos años ha ido bajando. Ya veremos a partir de enero, como las empresas van hacer frente a los impuestos…

Pero no os preocupéis, aún existe una pequeña ayuda, que es una nueva normativa de Hacienda donde establecen la excepción a la obligación de pago sin aplazamiento. Se deberá justificar debidamente las cuotas repercutidas que no hayan sido pagadas. ¿Qué quiere decir? Que si no se ha cobrado el IVA, no se anticipará el mismo.

Aunque ahora nos preguntamos ¿cómo llegamos a justificar facturas que se pueden pagar en efectivo? Si si, aquellas que son inferiores a 1.000€(a partir del  1 de enero del 2017), se pone la cosa bastante complicada. Aunque la medida afecta a todo tipo de empresas, ya sean grandes o pequeñas, porque no sólo es el IVA, sino que se suprime la posibilidad de aplazar o fraccionar las retenciones e ingresos a cuenta.

A partir de ahora todo aquel empresario autónomo o dueño de una pyme, debe saber lo siguiente:

  • No podrá aplazar o fraccionar las liquidaciones tributarias confirmadas en virtud de resolución firme cuando previamente hayan sido superadas durante la tramitación del correspondiente recurso o reclamación en sede administrativa y judicial.
  • No podrá aplazar o fraccionar las obligaciones tributarias que deba cumplir el obligado a realizar pagos fraccionados del Impuesto sobre Sociedades.
  • No podrá aplazar o fraccionar IVA ni retenciones e ingresos a cuenta.

Es un duro golpe para todos, pero algo de lo que saldremos adelante como siempre se ha hecho. Si necesitáis saber algo más, no dudéis en poneros en contacto con nosotros en las Redes Sociales o a través de nuestro contacto de formulario.

Mecamerc Asesores, S.L.

Leave A Comment

You must be logged in to post a comment.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies